Recolectando universos

¿Qué habría pasado si…? Así comienza en realidad la teoría de los universos paralelos, con la constante duda que nos carcome. A veces permanece oculta como una polilla y sólo al tiempo descubrimos que hay parte de nuestros recuerdos o anhelos corroídos. Es la elección entre la pastilla roja o azul de Neo. La sensación de haber realizado una decisión que sólo con la perspectiva que nos otorga el tiempo se percibe como esencial. Jugar a los universos paralelos es un ejercicio nostálgico, por lo que podría haber sido, pero nos ayuda a valorar lo que hoy somos. Pues por más que nos neguemos a creerlo, todo ocurre por una razón. Los errores nos descubrieron los aciertos, las malas experiencias nos forjaron, los buenos momentos nos han sostenido… Podemos incitar a la imaginación que habría pasado si… pero sólo desde el momento actual, del hoy, del ahora mismo adquiere sentido. La dirección (o la valoración) tendrá que buscarla cada cual. Como otros días me he planteado los universos que creé en mi desconocimiento. Algunos podrían haber sido excepcionales, sin embargo ya adelanto, que seguiré con los pies en éste.

En un universo paralelo…

Fui a un instituto normal, cerca de casa, con las amigas de siempre y estudié ciencias.

Seguí los consejos familiares y me matriculé en medicina.

Me casé con un ingeniero.

Rechacé la historia de amor de mi vida.

Preferí terminar la carrera como los demás y no me fui de Erasmus.

No he pisado Canadá.

No conozco Polonia.

No me he atrevido a defender un estudio científico en una universidad extranjera.

Me negué a trabajar fuera de mi ciudad.

Me preparé las oposiciones de secundaria.

Nunca pensé estudiar un máster.

Me quedé en otra ciudad con un trabajo miserable.

Decidí permanecer en un trabajo explotador.

No intenté conseguir una beca.

Desistí en los momentos de presión.

Trabajo en Japón con un salario mínimo.

Vivo con mis padres y no tengo trabajo.

Estoy trabajando en Lima.

Y sobre todo, no he conocido a tanta gente increíble a lo largo de este tiempo.

Acerca de Blogger-a-sueldo

No suelo seguir el curso normal de las cosas, eso siempre ha sido algo innato en mí.¿Por qué?A eso ya no podría responder, pero no es cuestión de rebeldía. Simplemente…es así. Hace ya un par de años, como viene siendo común, emigré de mis tierras queridas del sur para buscar una vida mejor en la capital. Pero no es todo tal y como lo cuentan. Da igual dónde te encuentres, becario eres y becario serás. Realmente deberían darle un “premio” a aquél que en su día dijo: “Vamos a poner a uno aquí que sea becario, así le pagamos una mierda y nos ahorramos una pasta y lo ponemos a currar como cualquier otro”. Bajo esta premisa, ¿qué hacemos? Una solución parece ser es emigrar a Alemania o buscar trabajo de amplio espectro (desde las cafeterías a las oficinas) porque para ser becario hoy en día necesitas como mínimo una licenciatura máster. Y digo como mínimo, porque ya hay personas que los acumulan, porque así al menos, tienes más papeles que malgastar para el cv…. Así que en la búsqueda de algunos eurillos que paguen las cañas de los viernes en la que maldecimos al mundo y ahogamos penas, decidí convertirme en blogger a sueldo. Ver todas las entradas de Blogger-a-sueldo

2 responses to “Recolectando universos

Y tú qué?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: