€spain is different

Cada día. Cada día sin falta ocurre un peculiar fenómeno endémico en España. Es un acontecimiento singular e inherente al transcurrir de la vida ordinaria de cualquier español de a pie. Ese momento en el que se queja agraviado e indignado de la política en el país.
Cada día. Cada día sin falta en la panadería, en la parada de autobús, en el bar, en el banco…Un español cualquiera se escandaliza por las acciones de la clase política española. A este evento de natural asiduidad le llega el conflicto cuando alguien como yo responde: España tiene lo que se merece.
Ahora es cuando se rasgan las vestiduras.

Se nos olvida mientras miramos a lo lejos que el acervo cultural popular español es muy rico y muy sabio. Si bien podemos ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio, somos capaces de identificar los problemas que hacen de España un país más tercermundista que potencia mundial, y sin embargo, nos es imposible reconocer que lo que se define como clase política lleva dentro de sí el germen de cada español y no es una generación espontánea de trepas y caraduras.

Corrupción, malversación de fondos, prevaricación son entre otros términos vocabulario que todo español conoce. Da igual si el español en cuestión habla con un registro de 300 palabras o de 1000 conoce y utiliza con regularidad estos vocablos. No entro en el debate o la aclaración de que realmente se conozca su verdadero significado. No obstante, tenemos que añadir que una de las grandes cualidades del español es alardear, sepa o no de lo que está hablando. Sino, el boom del postureo moderno no tendría sentido.
En primer lugar, lo que nos define como españoles es ALARDEAR. Y para que se utilice bien el término añado la mención de la RAE (esa que limpia, fija y da esplendor, igual que Ballerina):
Alardear. intr. Hacer ostentación, presumir de algo.

Porque alardear nos sitúa en la mejor posición para poder CRITICAR.
tr. Censurar, notar, vituperar las acciones o conducta de alguien.
Éste es sin duda el verbo más valorado por el español, que necesita juzgar las acciones de los demás para poder sentirse bien consigo mismo. Pero si hay algo que nos caracteriza por completo es sin lugar a dudas y por antonomasia…la picaresca. A veces incluso se olvida que es un género literario original de España. Es un término que engloba muchas consideraciones innatas del personaje español. Por un lado reina el sentido del humor español (generalizando esta idea, por supuesto) con el toque de ironía del clásico e ilustrativo “reír por no llorar”. Además, trata el gran “ande yo caliente, ríase la gente” por el que mientras uno obtenga beneficio propio no tendrá consideración alguna con el resto de personas, una particularidad también inherente y muy arraigada en el español que desarrolla de forma inconsciente. En la picaresca se utiliza además para subir de escalafón social, lo que en tiempos modernos podríamos asimilar a la ganancia económica. Y por supuesto, no puede faltar la HIPOCRESÍA o doble moral.
1. f. Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

Esta cualidad del español mayoritario es la que permite discurrir en la vida social independientemente de las acciones reales que uno esté llevando a cabo y sin reflejarse como un ser despreciable. Así podemos sostener que haya empresarios que se adhieran al movimiento 15M pero sufran urticaria cuando alguno de sus trabajadores pide un contrato por escrito, que trabajadores apoyen en la distancia huelgas y manifestaciones pero no falten a su puesto porque perderían parte del salario o que varios directivos discutan sobre lo poco que se valora hoy en día al trabajador pero recurran a eliminar la hora estipulada de la comida si los trabajadores no están dispuestos a trabajar innumerables horas extras no remuneradas.

Gracias a estas cualidades podemos entender la sorpresa del español medio cuando observa cómo sociedades como la turca o la brasileña, de las que se siente superior, se unen en protestas pacíficas sin denominar a los manifestantes perroflautas, comeflores o similares y son capaces de levantar a todo el país. Y por supuesto, debido a la idiosincrasia española es que puedo decir, que tenemos lo que merecemos.
Evidentemente hablando de mayorías. Tristemente aquellos que se salen de este patrón medio están huyendo ya de este país.

Acerca de Blogger-a-sueldo

No suelo seguir el curso normal de las cosas, eso siempre ha sido algo innato en mí.¿Por qué?A eso ya no podría responder, pero no es cuestión de rebeldía. Simplemente…es así. Hace ya un par de años, como viene siendo común, emigré de mis tierras queridas del sur para buscar una vida mejor en la capital. Pero no es todo tal y como lo cuentan. Da igual dónde te encuentres, becario eres y becario serás. Realmente deberían darle un “premio” a aquél que en su día dijo: “Vamos a poner a uno aquí que sea becario, así le pagamos una mierda y nos ahorramos una pasta y lo ponemos a currar como cualquier otro”. Bajo esta premisa, ¿qué hacemos? Una solución parece ser es emigrar a Alemania o buscar trabajo de amplio espectro (desde las cafeterías a las oficinas) porque para ser becario hoy en día necesitas como mínimo una licenciatura máster. Y digo como mínimo, porque ya hay personas que los acumulan, porque así al menos, tienes más papeles que malgastar para el cv…. Así que en la búsqueda de algunos eurillos que paguen las cañas de los viernes en la que maldecimos al mundo y ahogamos penas, decidí convertirme en blogger a sueldo. Ver todas las entradas de Blogger-a-sueldo

Y tú qué?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: